Información

Granos en tu dieta de embarazo

Granos en tu dieta de embarazo

Por qué los granos son tan importantes

Los cereales (incluidos el trigo integral, la avena, la cebada, el maíz y el arroz, por nombrar algunos) están llenos de nutrientes como hierro, selenio y magnesio. También son fuentes especialmente buenas de las vitaminas B (incluidas B1, B2, ácido fólico y niacina) que su bebé en crecimiento necesita para casi todas las partes de su cuerpo. Los granos aportan energía para el desarrollo de su bebé y ayudan a que la placenta crezca.

Asegúrese de buscar "cereales integrales", como pan de trigo integral y arroz integral, por ejemplo. Estos contienen la mayor cantidad de vitaminas y nutrientes. La mayoría de los cereales integrales también tienen mucha fibra. La cantidad recomendada de fibra durante el embarazo es de 28 gramos al día, lo que ayuda a prevenir el estreñimiento y las hemorroides.

Las pautas gubernamentales recomiendan que al menos la mitad de los granos que consume cada día sean integrales. Productos etiquetados "refinado"o "enriquecido" no son tan beneficiosos para usted o su bebé.

Una nota sobre la compra de granos integrales: muchos productos ahora llevan una etiqueta que indica cuántos gramos de granos integrales contienen, y algunos tienen un sello de grano integral. Si no ve una etiqueta o un sello, revise la etiqueta de ingredientes. Los cereales integrales se enumeran primero.

Algunas buenas opciones de granos

Aquí hay algunas buenas opciones de granos. Cada uno equivale a una porción:

  • 1/2 taza de cereal cocido de trigo, avena o cebada
  • 1 taza de cereal integral listo para comer
  • Trozo de pan de maíz de 1,25 pulgadas cuadradas
  • 1/2 pasas de trigo integral o bagel simple
  • Una rebanada de pan integral
  • 1/2 hamburguesa integral o pan de hot dog
  • 1/2 muffin inglés integral
  • 1/2 bolsillo de pita de trigo integral (6 pulgadas de ancho)
  • 1/2 taza de arroz integral cocido o arroz salvaje
  • 1/2 taza de granos cocidos, como mijo, bulgur o cebada
  • Dos tortas de arroz
  • 1/2 taza de pasta o fideos de trigo integral cocidos
  • Una tortilla de maíz o de trigo integral (6 pulgadas de ancho)
  • Un gofre o panqueque integral (4 1/2 pulgadas de ancho)
  • 3 tazas de palomitas de maíz

Maneras fáciles de agregar más granos a su dieta diaria

  • Pruebe una variedad de granos para su cereal matutino. El mijo, la avena y el trigo son buenos desayunos calientes.
  • Sustituya las papas fritas por palomitas de maíz o galletas integrales.
  • Experimente con fideos y pastas integrales. Los fideos soba japoneses, por ejemplo, están hechos de trigo sarraceno.
  • Agregue cebada cocida u otro grano integral a panes rápidos, masa para panqueques o gofres y sopas. También puedes darles forma de hamburguesas y freírlas o hornearlas.
  • Use los granos integrales sobrantes para preparar ensaladas. Simplemente agregue verduras picadas y un aderezo de vinagreta.
  • Reemplace parte de la harina en sus productos horneados con harina integral, como trigo integral, teff, triticale, espelta o centeno.


Ver el vídeo: DIARIO DE UNA MADRE PRIMERIZA COMIDA SALUDABLE PARA EMBARAZADAS (Enero 2022).